Convención anual del servicio de Admisión

¡Muy buenas a todos!

Hoy vengo a contaros una de las experiencias que viví la semana pasada: la convención anual del servicio de Admisión. Antes de contaros cómo fue esa mesa redonda en la que participé, me gustaría explicaros brevemente en qué consiste este evento.

Una semana al año, todo el servicio de Admisión, incluyendo los distintos delegados repartidos por todo el mundo, se reúne en el campus para hacer balance del curso finalizado y hablar de las novedades del curso que comienza. Durante esa semana, los delegados tratan distintos puntos y asisten a múltiples charlas entre café y café. Uno de esos encuentros fue el nuestro, el de los estudiantes, junto con Adriana Ciganda.

Convención 583

Cinco estudiantes, de los cuales tres somos de grado y otros dos de máster, dimos nuestra opinión más sincera sobre cómo consideramos nuestro proceso de admisión; desde que nos interesamos por la carrera, pasando por la prueba de acceso, hasta finalizar la matrícula.

Además de ofrecer nuestros puntos de vista, los delegados allí presentes también nos formularon preguntas sobre ciertos temas que querían tratar más detalladamente.

Fue una experiencia que comencé nerviosa – los que me conocen ya sabrán que no es nada raro en mí -, pero que terminé disfrutando mucho. Pienso que acercamientos así son  muy importantes ya que gracias a ellos nos damos cuenta de qué cosas fallan o cuáles necesitan una pequeña mejora. Y no solo eso, sino que una vez más, la Universidad cuenta con sus alumnos para hacerlo.

Aun así, como bien os he dicho antes, no estuve yo sola en esos momentos y es por eso que también he querido hacer partícipes en esta publicación a Oscar Emilio Bueso, Jesús Musitu, Marta Ruiz y Marissa Ramos, las personas con los que compartí mesa aquel día.

Convención 587.JPG

Ahora es el turno de ellos, de contar cómo vivieron ellos ese primer contacto con la Universidad.

“Mi nombre es Oscar Emilio Bueso Asfura, un alumno de Honduras estudiando la carrera de Medicina. Mi proceso de aplicación en la Universidad de Navarra lo hice mientras me encontraba en la universidad a la que atendía antes, New York University – Abu Dhabi, donde estaba estudiando las carreras de Biología y Artes Visuales. Decidí venir a Navarra para comenzar mis estudios de medicina, lo cual requirió que comenzara mi proceso de aplicación. Para este procedimiento, llené una aplicación en línea, realicé un examen de admisión llamado BMAT en Abu Dhabi y tuve una entrevista con la Oficina de Admisiones. Aunque a veces me perdí en el proceso, siempre tenía la ayuda de las oficinas para aclarar cualquier duda que tuviese. Esto al final, logró que completara mi aplicación y haya empezado mis estudios a día de hoy.”

 

“Mi nombre es Jesús Musitu Eugui y soy estudiante de primer año en Diseño en la Universidad de Navarra. Escribo para contaros cómo fue mi proceso de admisión.

En primer lugar, deciros que estoy plenamente satisfecho con el previo en la Facultad de Arquitectura que consistía en lo siguiente: entrega de trabajo propio, test de cultura general, test de inglés y prueba práctica. Muy sencillo y sin ninguna complejidad. En segundo lugar, fue un poco más complicado lo que viene siendo la documentación requerida para realizar la matrícula. Al ser un alumno que anteriormente había cursado otro grado en Ingeniería, se me pedía cierta documentación y me encontraba un poco confuso a la hora de saber qué era realmente lo que tenía que enviar (aun así, decir, que están trabajando en ello). Por último, el pago, que también se me hizo bastante complejo de llevar a cabo.

De todas formas, decir que estoy más que agradecido por la rapidez y calidad de la atención, tanto con los correos como con las llamadas.”

 

“Hola a todos, soy Marta Ruiz, graduada en Farmacia por la Universidad de Sevilla, aunque mi tercer año lo cursé en la UNAV gracias al programa SICUE. Por esta razón, me decanté a continuar aquí mis estudios con el máster EMENU. Del proceso de admisión no tengo ninguna queja, desde el principio me sentí como una persona más de la Universidad y no un mero número como a veces percibía en la universidad pública. Me ha gustado muchísimo la experiencia de poder participar en la mesa redonda y que la Universidad cuente con sus alumnos para poder seguir mejorando lo que siguen haciendo tan bien.”

 

“Soy Marissa Ramos, alumna del Máster en Estudios de Comisariado en el Museo Universidad de Navarra donde su proyección internacional y multicultural establece un vínculo profesional de contemporaneidad. Durante el proceso de admisión a la UNAV percibí desde un principio la dimensión humanista y el valor de sus recursos humanos. Comprendí que la UNAV coincidía con mi visión de aspirar a una formación académica de excelencia.Percibo el quehacer en la universidad como un foro de apertura al diálogo y de acceso al conocimiento. Está percepción se evidenció en el interés de los delegados en escuchar la voz de los alumnos en la Convención Anual.”

Feliz fin de semana a todos.

Graduación de la LII Promoción de ISSA School of Management Assistants II

Nervios. Emoción. Satisfacción.

El sábado 2 de junio amaneció soleado, recuerdo tener que ir a desayunar y no creerme lo que me esperaba en apenas minutos. Acudimos con nuestras familias lo primero de todo a la ermita de la Virgen que tantos de nosotros saludábamos cada mañana al ir a clase. Entregamos a la Virgen un centro de flores y una beca con nuestra promoción. Fue un momento muy bonito el estar todos allí, ya peripuestos y sonrientes.

La Misa se ofició en nuestro tan querido Edificio Amigos. Fue preciosa y además contaba con la colaboración del Coro Rociero de la universidad, gracias a Paloma Rubio, su vozarrón y a sus innumerables primos, ¡gracias, chicos!

Y nuestra graduación llegó. Nos trasladamos todos al Aula Magna en el Edificio Central, una sala tan majestuosa como imponente. Nos vestimos con nuestras togas negras y aguardamos a que nos permitieran entrar en el aula. Procesionamos hacia nuestros sitios tan bien memorizados y comenzamos el Acto de Graduación de la LII Promoción de ISSA – School of Management Assistants. Las palabras de nuestra madrina de promoción, Ana María Fernández, nos inspiraron a ser mejores profesionales y mejores personas, su lección magistral fue el broche de todas las lecciones que nos había impartido en los 4 años de universidad; gracias de corazón, Ana María.

Y tras un micro infarto al llegar al atril y ver que su discurso había desaparecido, por fin habló nuestra gran delegada, Sofía Lavalle. Su discurso incluía muestras de agradecimiento a todos los miembros de la junta y del claustro académico, a las que me uno. Fue acompañándonos a lo largo de los 4 cursos de universidad, que han pasado por varias paelladas; muchos juevintxos; intercambios;exámenes en diciembre, mayo (y junio); días del patrón; y miles de aventuras juntos. Igual no hemos sido la clase más unida de la historia de la universidad (organizar una cena de Navidad era toda una hazaña), pero nos queremos mucho y hemos demostrado estar siempre ahí para los demás. Y es por eso por lo que, cuando se proyectó este vídeo – que incluía sorpresas para todos los presentes -, muchos no pudimos aguantar las lágrimas.

La Directora, Victoria Rodríguez, también consiguió emocionarnos al hablarnos de nuestro futuro y sobre todo de lo que dejábamos atrás: toda esa gente que nos había acompañado hasta allí y que había hecho posible que pudiéramos recibir el diploma.

Os escribo esto 3 meses después. A la vuelta de la graduación comencé a trabajar en la empresa en la que había estado realizando prácticas, me habían visto potencial para mudarme al departamento Comercial y me ofrecieron un puesto como Internal Sales. En estos 3 meses he podido aplicar muchísimo de lo aprendido en la carrera y he podido aprender muchas más cosas. Es una locura ver cuánto hemos cambiado en tan poco tiempo y me ha encantado estar aquí para contároslo. Con mi experiencia he podido ayudaros a muchos a encontrar respuestas en su orientación profesional, Erasmus y sé que ahora Andrea sabrá hacerlo tan bien como yo o mejor. Y también sé que ahora tendré todos los recuerdos de esos maravillosos 4 años y esas maravillosas que me acompañaron aquí estarán siempre aquí. Gracias a vosotros por leerme.

¿Qué hacemos los alumnos del grado en verano?

¡Hola!

Se acabó agosto y con él se van muchas cosas. Ya llevamos dos semanas de clase pero ¿qué tal os ha ido el verano?. Espero que muy bien y que hayáis empezado, aunque sea el primer día, con bastante motivación.

Los alumnos de ISSA – School of Management Assistants no paramos ni en los meses que se supone que tenemos para descansar. Cada uno, a su manera, busca la forma de evolucionar y de crecer; de añadir nuevas cosas al currículum y vivir nuevas experiencias.

Nuestras protagonistas de hoy han tenido experiencias veraniegas bastante diferentes entre sí. La primera es Carmen Naranjo, una alumna de 4º de carrera que  ha disfrutado sus días de verano realizando prácticas extracurriculares en su tierra. La segunda invitada es Sonia Álvarez, alumna de 3º de carrera y que ha vivido su verano, a diferencia de Carmen, un poco más lejos de casa: en Francia.

Sin más dilación, comencemos con sus testimonios. ¡Disfrutad de la lectura!

“Durante los meses de junio, julio y agosto he realizado mis prácticas extracurriculares en el Catering Doña Francisquita en Málaga, dentro del Departamento Comercial. Aun así, también he podido aprender ciertas funciones tanto del Departamento de Marketing como del Departamento de Administración.

Desde que comencé la carrera he querido dedicarme a la organización de eventos y esta era una oportunidad única para experimentar este sector y confirmar que de verdad era lo mío. Sin duda recomendaría esta experiencia por varias razones:

  • Te introduces en el mundo laboral antes de finalizar la carrera.
  • Pruebas lo que pensabas que era el trabajo de tus sueños.
  • Complementas la formación académica con la puesta en práctica de dichos conocimientos.
  • Experimentas lo que es realmente trabajar ya que, a pesar de ser una estudiante en prácticas, tienes tus obligaciones y deberes dentro de la empresa como cualquier otro trabajador.

Gracias a estas prácticas, como he dicho anteriormente, he podido complementar gran parte de mi formación académica. Dentro del Departamento Comercial nos encargábamos desde la primera toma de contacto con el cliente hasta el día del evento.

De las asignaturas que más me he acordado han sido de comunicación oral y escrita, comunicación corporativa, protocolo, documentación, idiomas, paquete office y ética.

Por una parte, me daba mucho vértigo imaginarme en enero de 2019 entrando en una empresa sin haber puesto un poco en práctica todo lo que me habían enseñado en clase, y por otro lado, el mundo de la organización de eventos a veces parece muy idílico pero, siendo honestos, hay ocasiones en las que el trabajo de nuestros sueños no es lo que imaginábamos. Por ello, antes de tirarme de cabeza en este sector preferí calentar motores en verano a la vez que complementaba mi formación con algunos cursos.

En mi caso, ha sido la mejor decisión, no es fácil ver cómo de un verano a otro tus vacaciones no son las mismas pero, al mismo tiempo, es algo que te motiva y te hace madurar un poco más.” – Carmen Naranjo.

WhatsApp Image 2018-09-13 at 17.06.04

“La importancia de los idiomas en mi carrera me llevó a plantearme diferentes opciones a la hora de organizarme este verano. Con el objetivo de mejorar mi francés, empecé a buscar posibles destinos para el mes de julio. Finalmente, elegí Toulouse, la ciudad rosa, situada en el sur de Francia.

A través de la escuela Langue Onze elegí un curso de francés general intensivo, nivel B1, el cual incluía 23 lecciones de 45 minutos a la semana, en grupo de lunes a viernes, de 9 a.m a 1 p.m todas las mañanas. Allí conocí a personas increíbles de todas las partes del mundo; Australia, Japón, República Checa, Korea del Sur, Italia, Indonesia, etc.

Durante mi estancia allí estuve en una familia. Esto me permitió descubrir la cultura francesa y progresar rápidamente en las distintas competencias, así como ganar confianza. También puedo contaros que disfruté de la fiesta nacional del 14 de julio y pude vivir en primera persona la final del mundial que ganó Francia.

Además de ser una experiencia inolvidable para mí, me ha permitido hacer el salto de nivel en la universidad y cursar un B1.2.

Con intención de seguir progresando en este idioma mi destino de Erasmus será Gante, donde también espero disfrutar de la experiencia.” – Sonia Álvarez.

WhatsApp Image 2018-09-13 at 14.54.40 (1)

Espero que hayáis disfrutado de esta publicación. Me parecía muy interesante contar, no solo lo que los alumnos hacemos dentro de la universidad, sino también fuera de ella.

¡Nos vemos la semana que viene con un nuevo post!

Mi primer año de universidad

Selectividad.

Eso es para lo que te preparan y esa es la palabra que más se repite durante 2º de Bachillerato.

Un año más tarde de esa temida prueba y de vivir el que dicen que es el mejor verano de tu vida, aquí me encuentro yo, con primero de carrera terminado y a punto de empezar segundo. Nueve meses que han dado para mucho más de lo que pensaba. Ha sido una etapa diferente y nueva en todos los aspectos; he conocido muchísima gente, una nueva ciudad y nuevas oportunidades.

Si tuviera que describir mi primer año de universidad brevemente, diría que este curso ha sido una aventura. En septiembre cuando empezó todo, no esperaba que llegase a ser tan bueno, pero creo que el no cerrarme a las cosas ha contribuido y mucho. A lo largo del curso me he dedicado a ser una esponja, y de esa manera, absorber todo aquello que consideraba importante.

Como ya habéis podido ir viendo los que me hayáis leído desde el principio, no he querido conformarme únicamente con ir a clase y sentarme a escuchar al profesor. Por eso mismo  he participado en eventos y he asistido a tantas charlas como he podido.

Aunque no me haya ido muy lejos de casa, tan solo a una hora, el ambiente que hay en Pamplona es diferente al que he estado acostumbrada a vivir. El salir de casa te hace ver cosas que antes no veías de la misma manera y, como siempre he dicho, empezar una nueva vida. Además, también puedo decir que me ha servido para evolucionar y crecer como persona.

Por ahora solo me queda pedirle más a Pamplona; nuevas personas, nuevos retos y nuevos momentos.

Ya estamos de vuelta así que nos vemos la semana que viene con una nueva publicación.

¡Mucha suerte a todos con este nuevo curso!