¡Hola, exámenes! ¡Adiós, vida social!

El que dijo que en el momento previo a un examen no se logra retener nada no nos ha visto a nosotros la media hora entre el examen de inglés y el final de ADE. Todo el que se sabía un trozo lo cantaba como un loro y el resto o bien le repetía para memorizarlo, o bien se ponía histérico y se deprimía más aún.

Benditos nervios y bendita presión de última hora, nos han quitado años de vida con la tensión, pero han realizado milagros ayudando a aprendernos páginas enteras en cuestión de minutos.Truco antiestrés

Pero a quién queremos engañar, aunque nos atacaremos igual antes de entrar al examen, es preferible traerlo ya de casa, para ahorrarnos sufrimiento innecesario…¡tanto a nosotros mismos como a los que se estresan al oírnos despotricar que no tenemos ni idea! Además yo juraría que el que viene es el mayor número de días que habremos pasado sin exámenes, así que ¡ánimo a todo el mundo y a por nota en Antropología y Contabilidad!

Y a una mala, yo regalo abrazos para quien no pueda estudiar más, en plan oferta de temporada.

 

Estudiar Antropología o no estudiarla, esa es la cuestión

¿Nunca te has planteado por qué hay clase de Antropología obligatoria en todas las carreras de la UNAV? Igual es la primera noticia que tienes… De ser así, te lo cuento: el sistema educativo de la Universidad de Navarra incluye la asignatura de Antropología en primero y la de Ética en segundo.

Probablemente, si no lo sabías antes, estarás flipando: no es lo más común; incluso diría que no conozco más casos de universidades en las que tengas que dar asignaturas de Filosofía estudies lo que estudies.

Pero es que me parece algo digno de admirar, la verdad. Últimamente leo noticias y escucho comentarios que me hacen plantearme que seamos una especie avanzada e incluso inteligente, qué queréis que os diga. La sociedad no sólo necesita buenos profesionales, sino buenas personas. La mayoría de las universidades busca que cada uno se saque sus castañas del fuego, pero la UNAV te garantiza una base moral sobre la que partir. Algunos quizá lo ven una pérdida de tiempo, no les juzgo, pero pienso que salir al mundo laboral sin saber de moralidad salvo lo que cada uno aprenda por experiencia es arriesgarse mucho a errar.

Hace unas semanas hablando con un viejo amigo de fuera de esta uni hablábamos del acierto de la UNAV de impartir estas asignaturas y de facilitarle al estudiante aspectos como la definición de libertad, el bien… y poder aplicarlas al ámbito profesional al que te quieras dedicar. Quizás así logremos que nazca en cada uno una inquietud que le lleve a formarse partiendo de la base de las clases de Antropología y de Ética. Quizá así logremos que se tomen mejores decisiones, que haya más sentido común ahí fuera. Quizá.

 Foto de Instagram @Issaunav by @tytanc

Estrenando el 2015 con fuerza

Ya vuelve a llenarse Pamplona, ya vuelve la rutina y los madrugones. Vuelven las clases de ocho y los descansos en el huerto. Vuelven los sábados de chupitería y los lunes de biblioteca. Y vuelvo a preguntar: ¿soy la única a la que se le han hecho cortas las vacaciones?

Además ya sabéis lo que se dice: “Año nuevo, vida nueva, exámenes nuevos“. Bueeeno… vale, lo confieso: lo último es aportación de mi cosecha. ¡Pero es que ya tenemos fechas de exámenes! ¡Con lo bien que se estaba en casita…! Y ha sido llegar y, en dos días que llevamos, mucha información que retener: entregas, exposiciones, exámenes…creo que mis neuronas siguen de vacaciones.

Además ahora hemos vuelto con notas bajo el brazo, hemos comprobado que esto no es coser y cantar. Pero que no se diga, que no hay suspensos que puedan desenamorarnos de nuestra carrera.

Miremos el vaso medio lleno y, si no, pidamos otro vaso; ahora ya tenemos algo de experiencia propia que aplicar al cuatrimestre que ya empieza, sabemos más o menos cómo debemos organizarnos para llevarlo todo al día y que no nos pille el toro en exámenes. Así que mucho ánimo, ya veréis cómo podremos con primero y no al revés.

¡Hasta el año que viene!

“Liiibre, como el sol cuando amanece, yo soy liiiiibre, como el maaar…” Eso cantaba Nino Bravo hace años y nosotros hace no tanto. ¡Porque ya somos libres! No hay más exámenes a la vista en muuucho tiempo, no hay más estreses y agobios, no más madrugones para ir a clase de alemán ni siestas canceladas por la clase de contabilidad   hasta el cuatrimestre que viene…  .

Parece mentira, pero ¡ya llevamos medio curso! En nada verano, ya me estoy viendo bronceándome al solecito de la playa… Pero ahora el placer que toca estas fechas es el de romper toda clase de dietas e hincharnos a turrón y polvorones. Pero ¡ojo! que cuando haya que volver a bajar la cuesta de la ermita, lo que tiene que rodar es la maleta, ¡no nosotros!

Bueno y no puedo olvidarme de las alumnas de Erasmus que se marchan ya, espero que hayáis disfrutado de España tanto como nosotros de vuestra compañía. Sois geniales.

Aprovecho la entrada desearos unas felices fiestas y un feliz 2015, esperemos que sea igual o incluso mejor que este 2014 que ya se despide. También quería deciros que esta será la última entrada del año, pero tranquis, nos volveremos a ver a la vuelta de vacaciones, esperemos que con mil anécdotas más que contaros. ¡Hasta la próxima!

Despedida por Navidad