Charla Ediciones Condé Nast

¡Hola a todos y feliz año!

¿Qué tal os han ido las vacaciones? Espero que bien. Ya estamos de vuelta en la universidad y por aquí también.

El viernes pasado asistí a mi primera charla del año, organizada por Career Services, y es de eso de lo que venía a hablaros hoy. Nos visitó Javier Pascual del Olmo, el presidente de Ediciones Condé Nast en España, Latinoamérica y México. Junto a él también se encontraban los profesores Cristina Sánchez-Blanco, de la Facultad de Comunicación, y Carlos Naya, de la Escuela de Arquitectura.

IMG_6459.JPG

El tema principal era el negocio del lujo y nuestros tres invitados expusieron sus puntos de vista en torno al presente y el futuro de este. Pero antes de comenzar con ello, Roberto Cabezas, presidente de Career Services, nos dio la bienvenida e hizo una pequeña introducción.

Después dio paso a nuestro gran invitado. Javier Pascual comenzó presentándose a sí mismo, contándonos un poco sus andaduras, y seguido pasó a hablar de la empresa. Empezó explicando el funcionamiento de la empresa: cómo trabajan, cómo funcionan respecto a la publicidad, cuáles son sus objetivos, etc.

Un tema muy importante sobre el que habló después fue el de la tecnología, la versión digital de las revistas. Asimismo, aclaró el porqué de la importancia de estas.

img_6451

A medida que los profesores invitados iban interviniendo haciendo preguntas, Javier iba explicando otros temas como las tendencias o el perfil que busca Condé Nast.

En lo relacionado a las tendencias nuestro ponente informó cómo surgen los temas para cada número. Por lo general, estos suelen ser locales y muy pocas veces se utilizan comúnmente en revistas de distintos paises. Debemos de tener claro que ellos son prescriptores y lo importante que es cuidar eso ya que viven de dar impactos en ciertos lugares determinados, a gente determinada y tienen una gran carga de impacto.

Finalmente, también se hablaron cosas más exactas abriendo una ronda de preguntas por parte nuestra.

Ha sido un honor escuchar a Javier Pascual del Olmo y la verdad que he aprendido muchísimas cosas sobre lo que se encuentra detrás de una editorial.

Nos vemos la semana que viene con una nueva publicación.

¡Pasad una buena semana!

Convención anual del servicio de Admisión

¡Muy buenas a todos!

Hoy vengo a contaros una de las experiencias que viví la semana pasada: la convención anual del servicio de Admisión. Antes de contaros cómo fue esa mesa redonda en la que participé, me gustaría explicaros brevemente en qué consiste este evento.

Una semana al año, todo el servicio de Admisión, incluyendo los distintos delegados repartidos por todo el mundo, se reúne en el campus para hacer balance del curso finalizado y hablar de las novedades del curso que comienza. Durante esa semana, los delegados tratan distintos puntos y asisten a múltiples charlas entre café y café. Uno de esos encuentros fue el nuestro, el de los estudiantes, junto con Adriana Ciganda.

Convención 583

Cinco estudiantes, de los cuales tres somos de grado y otros dos de máster, dimos nuestra opinión más sincera sobre cómo consideramos nuestro proceso de admisión; desde que nos interesamos por la carrera, pasando por la prueba de acceso, hasta finalizar la matrícula.

Además de ofrecer nuestros puntos de vista, los delegados allí presentes también nos formularon preguntas sobre ciertos temas que querían tratar más detalladamente.

Fue una experiencia que comencé nerviosa – los que me conocen ya sabrán que no es nada raro en mí -, pero que terminé disfrutando mucho. Pienso que acercamientos así son  muy importantes ya que gracias a ellos nos damos cuenta de qué cosas fallan o cuáles necesitan una pequeña mejora. Y no solo eso, sino que una vez más, la Universidad cuenta con sus alumnos para hacerlo.

Aun así, como bien os he dicho antes, no estuve yo sola en esos momentos y es por eso que también he querido hacer partícipes en esta publicación a Oscar Emilio Bueso, Jesús Musitu, Marta Ruiz y Marissa Ramos Santana, las personas con los que compartí mesa aquel día.

Convención 587.JPG

Ahora es el turno de ellos, de contar cómo vivieron ellos ese primer contacto con la Universidad.

“Mi nombre es Oscar Emilio Bueso Asfura, un alumno de Honduras estudiando la carrera de Medicina. Mi proceso de aplicación en la Universidad de Navarra lo hice mientras me encontraba en la universidad a la que atendía antes, New York University – Abu Dhabi, donde estaba estudiando las carreras de Biología y Artes Visuales. Decidí venir a Navarra para comenzar mis estudios de medicina, lo cual requirió que comenzara mi proceso de aplicación. Para este procedimiento, llené una aplicación en línea, realicé un examen de admisión llamado BMAT en Abu Dhabi y tuve una entrevista con la Oficina de Admisiones. Aunque a veces me perdí en el proceso, siempre tenía la ayuda de las oficinas para aclarar cualquier duda que tuviese. Esto al final, logró que completara mi aplicación y haya empezado mis estudios a día de hoy.”

 

“Mi nombre es Jesús Musitu Eugui y soy estudiante de primer año en Diseño en la Universidad de Navarra. Escribo para contaros cómo fue mi proceso de admisión.

En primer lugar, deciros que estoy plenamente satisfecho con el previo en la Facultad de Arquitectura que consistía en lo siguiente: entrega de trabajo propio, test de cultura general, test de inglés y prueba práctica. Muy sencillo y sin ninguna complejidad. En segundo lugar, fue un poco más complicado lo que viene siendo la documentación requerida para realizar la matrícula. Al ser un alumno que anteriormente había cursado otro grado en Ingeniería, se me pedía cierta documentación y me encontraba un poco confuso a la hora de saber qué era realmente lo que tenía que enviar (aun así, decir, que están trabajando en ello). Por último, el pago, que también se me hizo bastante complejo de llevar a cabo.

De todas formas, decir que estoy más que agradecido por la rapidez y calidad de la atención, tanto con los correos como con las llamadas.”

 

“Hola a todos, soy Marta Ruiz, graduada en Farmacia por la Universidad de Sevilla, aunque mi tercer año lo cursé en la UNAV gracias al programa SICUE. Por esta razón, me decanté a continuar aquí mis estudios con el máster EMENU. Del proceso de admisión no tengo ninguna queja, desde el principio me sentí como una persona más de la Universidad y no un mero número como a veces percibía en la universidad pública. Me ha gustado muchísimo la experiencia de poder participar en la mesa redonda y que la Universidad cuente con sus alumnos para poder seguir mejorando lo que siguen haciendo tan bien.”

 

“Me llamo Marissa Ramos Santana y soy de Mayagüez, Puerto Rico. Actualmente alumna del Máster en Estudios de Comisariado en el Museo Universidad de Navarra donde su proyección internacional y multicultural establece un vínculo profesional de contemporaneidad. Durante el proceso de admisión a la UNAV percibí desde un principio la dimensión humanista y el valor de sus recursos humanos. Comprendí que la UNAV coincidía con mi visión de aspirar a una formación académica de excelencia.Percibo el quehacer en la universidad como un foro de apertura al diálogo y de acceso al conocimiento. Está percepción se evidenció en el interés de los delegados en escuchar la voz de los alumnos en la Convención Anual.”

Feliz fin de semana a todos.

Así fue el 50 Aniversario de Arquitectura

Os prometí hablaros del 50 aniversario de ETSAUN y la verdad es que no sé por dónde empezar. Fueron dos días llenos de emoción y fue todo un placer poder estar presente, así que gracias de parte del equipo colaborador de ISSA por dejarnos ser testigos.

Foto aérea 50 ETSAUN

El viernes por la mañana los talleres se llenaron hasta los topes para escuchar a grandes arquitectos, amigos de muchos, galardonados con premios Pritzker. Sus palabras inspiraron a los alumnos actuales para coger con fuerzas los exámenes y a los no tan actuales para enamorarse más de su oficio. Sus nombres os sonarán seguro: Francisco Mangado, Rafael Moneo y Eduardo Souto de Moura.

Premios Pritzker 50 ETSAUN

El sábado 25 fue el día más completo, fue un no parar. Por la mañana hubo múltiples visitas al Museo, ¡digo múltiples porque venía tanta gente que tuvimos que dividir los grupos que ya estaban divididos! Y es que el Museo de la Universidad de Navarra es una joya que todos estaban deseando conocer. Por la tarde se celebró una misa en Amigos con muchos guiños a la Arquitectura y más tarde nos reunimos en el salón de actos del Museo para el esperado acto académico. Fue tan emotivo como se esperaba o incluso más y los aplausos que sucedieron a cada intervención fueron bien merecidos. De ahí ya fuimos todos directos a la Escuela (sigo cuestionándome cómo no nos confundieron con un rebaño de ovejas, tanta gente en manada ¡parecía una excursión!) y tuvo lugar el encendido de las luces de la Escuela que daba paso a la cena. ¿Sabéis dónde? ¡En los mismos talleres! ¿Os imagináis llegar a vuestra clase y encontraros mesas con comida y música? ¡La gente no se lo podía creer! Eso sí, estaban irreconocibles porque estaban decoradas con divertidas caricaturas de profesores y todos íbamos con unas gafas decoradas, todo un puntazo. A la cena le siguieron varias horas de baile y de fotos, además el photocall era impresionante: ¡cascos y andamios de obra! Fue una noche espectacular que dejó a todos con ganas de que llegue ya el siguiente aniversario. Porque si nos impresionó a nosotras que apenas conocíamos a alguien y no éramos alumnas de la escuela, imaginad cómo debían de estar los de las primeras promociones al reencontrarse tras 40 años… Todo el mundo se deshacía en abrazos y gritos de emoción, precioso.

Equipo colaborador de ISSA durante la cena del 50 ETSAUN

¡Pide un deseo antes de soplar las velas!

Ayer fue la celebración de los veinte años de Olabidea, algo que se lleva preparando desde hace meses y que llevó mucha ilusión. Aunque nosotras apenas llevamos un año, ha sido emotivo para todas ver cómo el colegio se llenaba hasta los topes de residentes con sus maridos e hijos: “Mira, cielo, aquí vivió mami”, se iba oyendo por los pasillos. Yo casi me caigo para atrás del susto cuando entraron en mi habitación dos pedugas a ver los peluches de mi cama (pues sí, peluches ¿vale?).

A la hora de la merienda, ese momento en el que no falta nadie del colegio mayor nunca, hubo abrazos, besos y sobre todo consejos: “Nosotras nos escapábamos siempre por la ventana, pero no lo hagáis que al año siguiente no nos renovaron. No merece la pena.”, “Aprovechad las noches de charlas en las habitaciones, eso ni cuando os mudéis a piso lo volveréis a encontrar.”…

Y es que es muy fuerte cuán rápido pasa el tiempo. Cuatro años se pasan volando y entonces seremos nosotras las que vengamos a celebrar los 25, 40 e incluso los 50 años de Olabidea. ¡A saber dónde estamos cada una para entonces!

Hablando de aniversariosETSAUN celebra el fin de semana que viene sus 50 años… Guau. Nos pidieron a voluntarios de ISSA formar el equipo de organización para echar un cable y en la reunión del otro día me dejaron alucinada al nombrar la cantidad de gente que va a venir: ¡700 personas! ¡Aforo completo! Incluso dijeron que venían antiguos profesores y alumnos de las primeras promociones, rozando ya la centena de edad. Y muchos de ellos probablemente se hayan pasado muchos años triunfando y trabajando fuera y será la primera vez en mucho tiempo que vuelvan a ver la Escuela, ¡será precioso estar presente! ¡Ya os contaré qué tal nos ha ido!

Edificio Escuela de Arquitectura por la noche