Semana Santa: ¿vacaciones?

¡Madre del Amor Hermoso! ¿Sois conscientes de la que nos espera?

Estoy empezando a estresarme ya, ¿habéis visto el calendario de abril y mayo? ¡No cabe un alfiler! Con lo bien que estábamos cada uno en nuestra casita en Semana Santa, viendo procesiones y reuniéndonos con familiares y viejos amigos

Vale, ya sabéis que no hay motivo para agobiarse si llevas las asignaturas al día, pero sólo os pido un poquito de nervios de los sanos, nada más. Y es que en cosa de un mes tenemos los finales y para entonces tenemos que hacer miles de trabajos y parciales. Todos ellos son muy entretenidos, la verdad, y además son el mejor repaso para los exámenes, pero ¡es que mi agenda va a estallar con tanta entrega!

Por un lado, las pruebas de idiomas; por otro, los casos de Derecho Laboral; que si hay que preparar una presentación para Comunicación Oral; un comentario de Ética… ¡esto es un no parar! Menos mal que a una servidora le gusta la carrera y disfruta con sus trabajos…

Por lo demás, ¿qué tal han ido las vacaciones? Yo tenía unas ganas increíbles de volver a casa y de ver a los míos. Además el solazo y el buen tiempo casaban perfectamente con mi idea de no estar quieta ni un segundo. Eso sí, ahora le doy permiso a la lluvia hasta cosa así como mediados de mayo, para que cueste un poquito menos este sprint final 🌧.

¡Un mes de exámenes no podrá con nosotros!

¡Hola, gentecilla!

¿Qué tal vais con los exámenes? ¡Ánimo, que ya no queda nada! ¡Esto se pasa en un abrir y cerrar de ojos! Los abriréis y ya estaréis en casita celebrando la Navidad.

Justo  como estamos de finales y todos sabemos que las horas de estudio se hacen largas, os propongo una idea. ¿Qué pensaríais si os digo que podéis hacer lo mismo y cuando acabéis exámenes tendréis un premio en la cafetería esperándoos? Y es que el tema del concurso de esta quincena viene de la mano: “Ya no puedo más”. ¿Os es familiar? Yo por lo menos lo he dicho veinte veces en el día de hoy… Y como últimamente las cosas van así, que nos conocemos, hemos pensado en subir o hemos subido una foto a Instagram declarándonos en huelga con el mundo.

Esta temática puede abarcar desde la montaña de apuntes que ocupan tu mesa hasta tus momentos de delirio tras varias horas de estudio, ¡seguro que algo se te ocurre!

Concurso Instagram ISSAUNAV segunda quincena

¡Ya está aquí el segundo tema del concurso! 📷 Sabemos que estáis todos de exámenes hasta el cuello y justo por eso hemos pensado que la temática de esta quincena debe ser: “Ya no puedo más”. Recordad que para participar sólo hay que ser alumnos de UNAV y mencionarnos con los hashtags #issaunav y #unav, ¡podréis ganar un pintxo-pote para recuperar fuerzas, que los finales agotan a cualquiera! ¡Os esperamos!

¡Etiqueta a @issaunav con los hashtags #issaunav y #unav y así podrás llevarte tu pintxo! ¡Mucha suerte! ¡Nosotros podemos, ahora sólo queda demostrárselo a los demás! 🍀 🍀 🍀

¡Hola, exámenes! ¡Adiós, vida social!

El que dijo que en el momento previo a un examen no se logra retener nada no nos ha visto a nosotros la media hora entre el examen de inglés y el final de ADE. Todo el que se sabía un trozo lo cantaba como un loro y el resto o bien le repetía para memorizarlo, o bien se ponía histérico y se deprimía más aún.

Benditos nervios y bendita presión de última hora, nos han quitado años de vida con la tensión, pero han realizado milagros ayudando a aprendernos páginas enteras en cuestión de minutos.Truco antiestrés

Pero a quién queremos engañar, aunque nos atacaremos igual antes de entrar al examen, es preferible traerlo ya de casa, para ahorrarnos sufrimiento innecesario…¡tanto a nosotros mismos como a los que se estresan al oírnos despotricar que no tenemos ni idea! Además yo juraría que el que viene es el mayor número de días que habremos pasado sin exámenes, así que ¡ánimo a todo el mundo y a por nota en Antropología y Contabilidad!

Y a una mala, yo regalo abrazos para quien no pueda estudiar más, en plan oferta de temporada.

 

¡Hasta el año que viene!

“Liiibre, como el sol cuando amanece, yo soy liiiiibre, como el maaar…” Eso cantaba Nino Bravo hace años y nosotros hace no tanto. ¡Porque ya somos libres! No hay más exámenes a la vista en muuucho tiempo, no hay más estreses y agobios, no más madrugones para ir a clase de alemán ni siestas canceladas por la clase de contabilidad   hasta el cuatrimestre que viene…  .

Parece mentira, pero ¡ya llevamos medio curso! En nada verano, ya me estoy viendo bronceándome al solecito de la playa… Pero ahora el placer que toca estas fechas es el de romper toda clase de dietas e hincharnos a turrón y polvorones. Pero ¡ojo! que cuando haya que volver a bajar la cuesta de la ermita, lo que tiene que rodar es la maleta, ¡no nosotros!

Bueno y no puedo olvidarme de las alumnas de Erasmus que se marchan ya, espero que hayáis disfrutado de España tanto como nosotros de vuestra compañía. Sois geniales.

Aprovecho la entrada desearos unas felices fiestas y un feliz 2015, esperemos que sea igual o incluso mejor que este 2014 que ya se despide. También quería deciros que esta será la última entrada del año, pero tranquis, nos volveremos a ver a la vuelta de vacaciones, esperemos que con mil anécdotas más que contaros. ¡Hasta la próxima!

Despedida por Navidad