Graduación de la LII Promoción de ISSA School of Management Assistants II

Nervios. Emoción. Satisfacción.

El sábado 2 de junio amaneció soleado, recuerdo tener que ir a desayunar y no creerme lo que me esperaba en apenas minutos. Acudimos con nuestras familias lo primero de todo a la ermita de la Virgen que tantos de nosotros saludábamos cada mañana al ir a clase. Entregamos a la Virgen un centro de flores y una beca con nuestra promoción. Fue un momento muy bonito el estar todos allí, ya peripuestos y sonrientes.

La Misa se ofició en nuestro tan querido Edificio Amigos. Fue preciosa y además contaba con la colaboración del Coro Rociero de la universidad, gracias a Paloma Rubio, su vozarrón y a sus innumerables primos, ¡gracias, chicos!

Y nuestra graduación llegó. Nos trasladamos todos al Aula Magna en el Edificio Central, una sala tan majestuosa como imponente. Nos vestimos con nuestras togas negras y aguardamos a que nos permitieran entrar en el aula. Procesionamos hacia nuestros sitios tan bien memorizados y comenzamos el Acto de Graduación de la LII Promoción de ISSA – School of Management Assistants. Las palabras de nuestra madrina de promoción, Ana María Fernández, nos inspiraron a ser mejores profesionales y mejores personas, su lección magistral fue el broche de todas las lecciones que nos había impartido en los 4 años de universidad; gracias de corazón, Ana María.

Y tras un micro infarto al llegar al atril y ver que su discurso había desaparecido, por fin habló nuestra gran delegada, Sofía Lavalle. Su discurso incluía muestras de agradecimiento a todos los miembros de la junta y del claustro académico, a las que me uno. Fue acompañándonos a lo largo de los 4 cursos de universidad, que han pasado por varias paelladas; muchos juevintxos; intercambios;exámenes en diciembre, mayo (y junio); días del patrón; y miles de aventuras juntos. Igual no hemos sido la clase más unida de la historia de la universidad (organizar una cena de Navidad era toda una hazaña), pero nos queremos mucho y hemos demostrado estar siempre ahí para los demás. Y es por eso por lo que, cuando se proyectó este vídeo – que incluía sorpresas para todos los presentes -, muchos no pudimos aguantar las lágrimas.

La Directora, Victoria Rodríguez, también consiguió emocionarnos al hablarnos de nuestro futuro y sobre todo de lo que dejábamos atrás: toda esa gente que nos había acompañado hasta allí y que había hecho posible que pudiéramos recibir el diploma.

Os escribo esto 3 meses después. A la vuelta de la graduación comencé a trabajar en la empresa en la que había estado realizando prácticas, me habían visto potencial para mudarme al departamento Comercial y me ofrecieron un puesto como Internal Sales. En estos 3 meses he podido aplicar muchísimo de lo aprendido en la carrera y he podido aprender muchas más cosas. Es una locura ver cuánto hemos cambiado en tan poco tiempo y me ha encantado estar aquí para contároslo. Con mi experiencia he podido ayudaros a muchos a encontrar respuestas en su orientación profesional, Erasmus y sé que ahora Andrea sabrá hacerlo tan bien como yo o mejor. Y también sé que ahora tendré todos los recuerdos de esos maravillosos 4 años y esas maravillosas que me acompañaron aquí estarán siempre aquí. Gracias a vosotros por leerme.

Paellada de bienvenida II

¡Hola a todos!

Este año los alumnos de ISSA volvimos a reunirnos en el Olivar del Edificio Amigos para compartir una deliciosa paella de bienvenida. ¡Fue todo un éxito! La verdad es que las actividades como estas son perfectas para ponernos cara todos los miembros del grado: profesores, estudiantes, decanato…

A la comida le precedieron unas palabras de Victoria, la directora del grado. Vimos qué objetivos se cumplieron el curso anterior y cuáles son los retos para este nuevo año que empieza. Estamos muy orgullosos de cómo el grado va adquiriendo más y más presencia tanto dentro como fuera del campus. Es una maravilla ver cómo ISSA va creciendo año a año y evolucionando de nuestra mano.

Más tarde disfrutamos de la paella todos juntos y compartimos momentos de risas, experiencias y muchas, muchas fotos.

Nuestro museo

El pasado jueves el Museo de la Universidad abría sus puertas. Sí, ese museo del que llevamos tanto tiempo oyendo hablar ¡por fin está abierto!

Museo Universidad de Navarra

Fue un día que empezó con nieve y terminó con un sol atípico en estas fechas, que hizo del campus un paisaje digno de admirar. La inauguración fue a manos de los Reyes   supongo que te enterarías, si vives en Pamplona, aunque solo fuera por las mil fotos que se subieron después a todas las redes sociales  , los cuales vinieron a las 11:30, pero tenían a gente esperando fuera desde hacía horas: todo el mundo se escabullía de clase o alargaba sus descansos para ir a intentar sacarse un selfie con la reina. Ese día, solo podía visitarse el museo con invitación, tenías que ser VIP para estar con sus majestades (o ir de voluntario, era la opción más astuta), más de 1.500 personas trajeadas entraban continuamente al museo e ipsofacto los que les habían visto entrar se preguntaban a qué personaje famoso acabarían de ver.

Selfie de una estudiante con don Felipe a la salida del museo

El museo, obra del arquitecto Rafael Moneo, alberga el legado de María Josefa Huarte: cincuenta obras pictóricas y escultóricas de artistas como Picasso, Palazuelo, Oteiza, Tàpies, Kandinsky, Rothko o Chillida; y, en la quinta sala, la colección de José Ortiz-Echagüe, que contiene 14.000 fotografías y 100.000 negativos, ¿se dice pronto, eh?

Este museo busca ser un punto de unión con el campus universitario, ser un museo que atraiga a los estudiantes, para ello, piensa promover múltiples actividades y exposiciones a las que los que pertenecemos a la Universidad de Navarra estaremos más que invitados.

Foto que 80 estudiantes se tomaron con don Felipe y doña Leticia en representación de la Universidad