Vivir en Pamplona no tiene por qué ser caro

¡Hola, chicos!

Muchas son las veces en las que me habéis dicho que Pamplona os parece una opción poco barata, ya no solo el campus, sino el vivir aquí, comer aquí, salir de fiesta… Y tenéis razón, no es que sea la ciudad más asequible de España, pero sí que tiene sus truquitos para que nadie deje de estudiar aquí usando esa excusa.

Os contaré uno que muy poca gente conoce, a varios de vosotros os lo conté cuando vinisteis a ver la UNAV por lo que puedo asegurar que es prácticamente un misterio por descubrir: el Proyecto CET.

Proyeto CET Subiza Belagua

¿Y eso qué es lo que es? Muy fácil. Es una iniciativa que hace que algo tan necesario como es el alojamiento, el cual a muchos se nos puede ir de las manos, sea accesible para todos. Consiste en intercambiar tu alojamiento y servicios en el Colegio Mayor por horas de trabajo, así de fácil. Lo explicaré otra vez: tú harás vida de Colegio Mayor, incluyendo actividades y tertulias culturales, deportes, excursiones, voluntariado, etc.; y a cambio tendrás que dedicar 12 horas semanales en la cocina, limpiando o haciendo la colada a los residentes de otro Colegio Mayor.

Igual a simple vista no es lo más apetecible del mundo, pero miradlo como la ventana que se abre cuando el precio de los colegios y residencias te ha cerrado la puerta. Además, vivirás al máximo la vida universitaria, no te afectará al horario de clases ni estudios y servirá como una experiencia curricular con un gran peso.

Desafortunadamente solo está disponible actualmente esta opción para chicas y no en todos los colegios mayores, lo que no resta que sea una muy buena experiencia pues siguen siendo muchas las opciones a las que optar. El campus de San Sebastián cuenta con el CET Oria, mientras que en Pamplona se puede elegir entre CET Goimendi, CET Subiza (mayormente conocido como CET del colegio masculino Belagua), CET Goroabe y por último CET Igea (o CET del colegio también masculino Mendaur).

¡No dejes de venir a estudiar aquí, en serio! ¡No pierdas la oportunidad que se te brinda!

Siempre nos quedará Pamplonica…

 El tema de hoy no tiene gran relevancia en la vida universitaria, simplemente me lleva llamando la atención desde el primer día en el Colegio Mayor y esta Semana Santa aún lo ha hecho con más fuerza.

La cosa es que cada fin de semana que volvía a casa (al no ser muchos, creo que por eso lo he notado tanto), me daba cuenta de lo raro que hablaba todo el mundo. ¿Raro? Pues sí. Habiendo pasado dieciocho años allí, desaparezco unos meses y al volver todo el mundo me sonaba extraño. Pero lo peor no era eso, ¡era que mi acento les parecía extraño no, lo siguiente!

Pero claro, ¿qué esperaba? En el Colegio vivimos alrededor de cien personas de sitios de todo el mundo; la más normalita soy yo, que he vivido en una ciudad toda mi vida, pero es que, como aquí la gente se ha recorrido medio mundo, es normal que vayan acumulando acentos. Porque las que se traen un acento de casa pasen, pero las que mezclan el catalán con mejicano…tela tela… ¡Y claro! ¡Ahora tengo un popurrí de “agárrate y no te menees”!

Pero ¿sabéis que es ir a visitar a vuestra abuela y oírle un acento de pueblo profundo? Es algo bastante traumático, la verdad… Pero lo más gracioso fue volver a Pamplona tras Semana Santa: los andaluces habían recuperado todo su salero, los maños su voz cazurra y los galleguiños la musicalidad esa que le ponen a las frases, que parece que canten…

En serio, esto de los acentos es todo un mundo (nunca mejor dicho, jeje). Es algo que no se sabe hasta que vives con toda esta gente, de verdad. Cambiaría mi acento mil veces.

 

Día de Padres 2015

¿Alguno no se ha dado cuenta de la cantidad de familias desfilando de aquí para allá todo el fin de semana? Cada cuál más guapo que el anterior, todos trajeados y las mujeres andando sobre zancos. ¿Alguno? Pues es que este sábado ha sido el Día de padres en los colegios mayores de Alumni College (Aldaz, Goimendi, Goroabe y Olabidea) y Belagua.

Día de Padres 2015 Alumni College
Consiste en un día en el que asisten todos los padres y familiares de los residentes de estos colegios a distintos actos que les permiten ver qué han realizado sus hijos durante el curso, conocer a sus amigos, entablar conversación con los padres de estos… El acto se celebra con motivo de la entrega de becas de honor a los residentes que han vivido tres años en colegio mayor.
Es un finde muy emotivo: vuelven a reunirse familiares que llevaban meses sin verse y conocen quiénes son esos amigos de los que su hijo les ha hablado tanto.
Cada colegio lo celebraba un poco a su aire, los de chicas se unían para actos como la misa o la imposición de becas, pero se separaban para la visita a la Virgen de la ermita (pasados por agua), comida y festival.
Los chicos también se unían por primera vez: para quien no lo sepa, Belagua se organiza en cuatro partes que funcionan autónomamente: las dos torres y las dos fases. El sábado también estuvo repleto de grandes momentos, culminando con un show en el que residentes de todo el colegio mayor salieron al escenario del Museo de la Universidad a sacarnos una carcajada tras otra y cantidad de aplausos con sketches de teatro, bailes, recitales de música…

Tertulia con Sonia Grande

¡Empezaré diciéndoos que lo siento, lo siento, lo siento y lo siento! He tenido una semana de locos y no he podido subir esta entrada antes.

Vengo a hablaros de una tertulia increíble a la que asistí el otro día en el Colegio Mayor Goroabe. Forma parte del ciclo de entrevistas Dejar huella: Mujeres profesionales. Empezaron pisando fuerte. A los enamorados del cine, como aquí una servidora, les hubiera encantado; y a los no tanto, también, porque te dejaba con ganas de ver todas las películas del mundo analizando todo lo que se había dicho en esas cuatro paredes. Todo el que conozca Goroabe sabrá que su salón de actos es muy grande ¿no?, pues lleno, como lo oís: lleno. Gente en cada asiento o hueco en el suelo escuchando ensimismados a Sonia Grande.

Cartel de Ciclo Dejar Huella

Sonia Grande trabaja como diseñadora de vestuario de grandes como Woody Allen, Almodóvar, Amenábar… flipante ¿verdad? Yo alucinaba todo el rato porque, durante la entrevista, una presentación con fotos y diseños de las películas en las que había participado iba pasando, cada vez que salía una película que había visto, mi boca tomaba forma de “o”. Películas como “Midnight in Paris”, “Magia a la luz de la luna”, “Desde Roma con amor”, “Vicky Cristina Barcelona”, “Los otros”… y por la que logró el esperado Goya al mejor diseño de vestuario:  “La niña de tus ojos“. Sigue leyendo