International Day en ISSA: ¿Sabes ya a dónde ir?

Ayer día 27 de octubre fue uno de los días más fascinantes de todo el curso, a cada año que pasa me gusta más. Y es que como para comienzos del año que viene ya tenemos que dejar claro los destinos para irnos de Erasmus

International Day 2014 Universidad de Navarra Facultad de Económicas ISSAFue el International Day, esto significa que el Edificio Amigos se llena de estudiantes de universidades de todo el mundo que te proveen información sobre todas las cosas que desees saber: desde qué grados existen, si puedes acceder a un máster al acabar tu carrera, cómo es el campus, con quién tienes que contactar si quieres ir a estudiar un año allí, si existe la opción de asistir a un curso en verano, ¡algunos hasta te daban a probar comida típica de su país!

De esta manera tuvimos la oportunidad de conocer a fondo los campus universitarios de países tan sorprendentes como Corea, Australia, Finlandia, Italia, Alemania, Taiwán… y una larga lista de lugares.

  

Como ya he dicho varias veces, en ISSA nos apasionan las diferentes culturas, los idiomas, viajar… así que imaginaos qué alboroto se forma cuando te dicen que en tercero puedes ir de Erasmus. Así mejoras tu nivel de inglés, practicas tu tercer idioma (francés o alemán), conoces gente muy interesante, comienzas a especializarte en lo que te quieres dedicar, visitas multitud de ciudades y sitios, etc. Y a pesar de que en primero ya surge el tema para recordarte que debes ir con todas las asignaturas limpias y conviene que mejores tu nivel de idiomas para poder acceder al destino que quieras, es ahora en segundo cuando va a empezar la cuenta atrás con todo el papeleo y la selección de destinos.

Además pudimos asistir más tarde a la sesión informativa sobre la Doble Titulación en Canadá, ¿sabíais que puedes ir a estudiar un año al Centennial College de Toronto y vuelves con un doble grado en Asistencia de Dirección y Business?

¿Os imagináis que el año que viene os esté escribiendo desde el otro lado del mundo?

¡Pide un deseo antes de soplar las velas!

Ayer fue la celebración de los veinte años de Olabidea, algo que se lleva preparando desde hace meses y que llevó mucha ilusión. Aunque nosotras apenas llevamos un año, ha sido emotivo para todas ver cómo el colegio se llenaba hasta los topes de residentes con sus maridos e hijos: “Mira, cielo, aquí vivió mami”, se iba oyendo por los pasillos. Yo casi me caigo para atrás del susto cuando entraron en mi habitación dos pedugas a ver los peluches de mi cama (pues sí, peluches ¿vale?).

A la hora de la merienda, ese momento en el que no falta nadie del colegio mayor nunca, hubo abrazos, besos y sobre todo consejos: “Nosotras nos escapábamos siempre por la ventana, pero no lo hagáis que al año siguiente no nos renovaron. No merece la pena.”, “Aprovechad las noches de charlas en las habitaciones, eso ni cuando os mudéis a piso lo volveréis a encontrar.”…

Y es que es muy fuerte cuán rápido pasa el tiempo. Cuatro años se pasan volando y entonces seremos nosotras las que vengamos a celebrar los 25, 40 e incluso los 50 años de Olabidea. ¡A saber dónde estamos cada una para entonces!

Hablando de aniversariosETSAUN celebra el fin de semana que viene sus 50 años… Guau. Nos pidieron a voluntarios de ISSA formar el equipo de organización para echar un cable y en la reunión del otro día me dejaron alucinada al nombrar la cantidad de gente que va a venir: ¡700 personas! ¡Aforo completo! Incluso dijeron que venían antiguos profesores y alumnos de las primeras promociones, rozando ya la centena de edad. Y muchos de ellos probablemente se hayan pasado muchos años triunfando y trabajando fuera y será la primera vez en mucho tiempo que vuelvan a ver la Escuela, ¡será precioso estar presente! ¡Ya os contaré qué tal nos ha ido!

Edificio Escuela de Arquitectura por la noche

Siempre nos quedará Pamplonica…

 El tema de hoy no tiene gran relevancia en la vida universitaria, simplemente me lleva llamando la atención desde el primer día en el Colegio Mayor y esta Semana Santa aún lo ha hecho con más fuerza.

La cosa es que cada fin de semana que volvía a casa (al no ser muchos, creo que por eso lo he notado tanto), me daba cuenta de lo raro que hablaba todo el mundo. ¿Raro? Pues sí. Habiendo pasado dieciocho años allí, desaparezco unos meses y al volver todo el mundo me sonaba extraño. Pero lo peor no era eso, ¡era que mi acento les parecía extraño no, lo siguiente!

Pero claro, ¿qué esperaba? En el Colegio vivimos alrededor de cien personas de sitios de todo el mundo; la más normalita soy yo, que he vivido en una ciudad toda mi vida, pero es que, como aquí la gente se ha recorrido medio mundo, es normal que vayan acumulando acentos. Porque las que se traen un acento de casa pasen, pero las que mezclan el catalán con mejicano…tela tela… ¡Y claro! ¡Ahora tengo un popurrí de “agárrate y no te menees”!

Pero ¿sabéis que es ir a visitar a vuestra abuela y oírle un acento de pueblo profundo? Es algo bastante traumático, la verdad… Pero lo más gracioso fue volver a Pamplona tras Semana Santa: los andaluces habían recuperado todo su salero, los maños su voz cazurra y los galleguiños la musicalidad esa que le ponen a las frases, que parece que canten…

En serio, esto de los acentos es todo un mundo (nunca mejor dicho, jeje). Es algo que no se sabe hasta que vives con toda esta gente, de verdad. Cambiaría mi acento mil veces.

 

CADA VIDA IMPORTA

Ayer me volvió a llegar un mensaje así: “¿Podrías por favor subir a la clínica por la tarde?”. Se os hará raro, lo sé, porque si estáis leyendo esto es porque sabéis que no estudio medicina ni nada por el estilo, pero yo ya vi ese mensaje como algo habitual.

Varios alumnos de la Universidad de Navarra comprendieron la importancia de defender la vida y luchar por los derechos de los no nacidos , sobre todo en días como hoy en los que el aborto está a la orden del día. Por ello, se sacó adelante una iniciativa que hace mucho bien en Pamplona: “Los rescatadores“. ¿En qué consiste? Muchas de las madres que acuden a la clínica abortiva, no conocen las alternativas y ayudas que asociaciones como Andevi ofrecen. Aquí entran en juego los rescatadores, que les proporcionan todo tipo de información, ayudas, teléfonos… Para asegurarnos de que no entra nadie a la clínica sin tener las ideas muy claras. Todo el que quiera unirse a esta gran causa, que se ponga en contacto con la asociación Andevi o envíe un correo a navarravida@gmail.com.

Soy rescatador

¡Pero hay infinitas maneras más de ayudar! Una de ellas, es asistir a la manifestación Cada Vida Importa que se celebra en Madrid el próximo 14 de marzo. Tenemos que conseguir que sea una locura, ¡que tiemble Madrid! Desde Pamplona, hay diversas opciones para acudir allí en bus.

Os dejo aquí un vídeo increíble que ya es un éxito en las redes sociales. Podáis venir o no, no dejéis de compartir esta u otras noticias relacionadas con la manifestación para lograr que no quede una sola persona sin conocer Cada Vida Importa.