¡Nuevos graduados en ISSA!

¡Hola a todos y a todas!

Espero que los que estéis en verano ya, hayáis empezado a disfrutarlo. Para aquellos otros que todavía sigáis en exámenes o empecéis ahora las recuperaciones, muchísima suerte. Estoy muy contenta de escribir hoy ya que estamos de celebración porque ¡tenemos nuevos graduados!

Foto graduados

El pasado sábado, 1 de junio, tenía lugar en el Edificio Central de la Universidad de Navarra la graduación de la LIII Promoción de ISSA – School of Management Assistants.

Al igual que la vez anterior, año en el que se graduó Tess, he podido volver a colaborar en la organización de la graduación junto con otras tres compañeras de clase: María de la Hera, Carmen Roig y Marina Sánchez.

Las cuatro ayudamos a María José Razkin, profesora y encargada del departamento de secretaría, en los últimos preparativos antes del acto. Entre todas nos encargamos de los  detalles para que el Aula Magna, lugar del evento, estuviese preparado para cuando llegase el claustro de profesores, los alumnos y sus familias.

De mientras, todos ellos acudían a la ermita de la Virgen para entregarle un centro de flores y la correspondiente beca de la promoción. Tras ello, se citaron de nuevo en el oratorio del Edificio Amigos para la Misa oficiada por Don José María Pérez-Seoane.

Y por fin llegaron, nosotras ya lo teníamos todo preparado para recibirles. El acto dio comienzo con el discurso de la madrina de la promoción, Asun Gomiz, quien ofreció unas palabras preciosas tanto a los alumnos como a sus padres. Habló de lo orgullosa que estaba de verlos en esa situación y de lo feliz y agradecida que se sentía por el papel tan importante que le había tocado.

Tras ella, la delegada del curso, Laura Peña, nos ofreció un pequeño resumen de aquellos momentos que más los habían marcado en su paso por la Universidad de Navarra, su etapa universitaria. Realmente fue muy emotivo para todos e incluso para nosotras también. Puede que todavía nos queden dos años para estar en el mismo lugar donde estaban ellos en esos momentos pero, podíamos sentirnos identificados con muchos de los momentos que recordaban.

Antes de que cada alumno pudiera recoger la orla junto con el diploma de graduado, Victoría Rodríguez, la directora, también nos ofreció un pequeño discurso como directora y en nombre de todos los profesores.

Para cuando terminó todo ya era la hora de comer y, antes de que cada cual lo celebrase en familia, pudimos disfrutar todos juntos de un lunch riquísimo.

Ahora sí que he llegado al ecuador de la carrera y de mi paso por la universidad. Acabo de terminar hace un mes segundo y estoy a unos pocos de empezar tercero. Quedo poco y mucho a la vez para escribir este día en primera persona pero, hasta entonces, disfrutaré de lo que queda y os iré haciendo testigo de todo el camino que siga recorriendo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Graduación de la LII Promoción de ISSA School of Management Assistants II

Nervios. Emoción. Satisfacción.

El sábado 2 de junio amaneció soleado, recuerdo tener que ir a desayunar y no creerme lo que me esperaba en apenas minutos. Acudimos con nuestras familias lo primero de todo a la ermita de la Virgen que tantos de nosotros saludábamos cada mañana al ir a clase. Entregamos a la Virgen un centro de flores y una beca con nuestra promoción. Fue un momento muy bonito el estar todos allí, ya peripuestos y sonrientes.

La Misa se ofició en nuestro tan querido Edificio Amigos. Fue preciosa y además contaba con la colaboración del Coro Rociero de la universidad, gracias a Paloma Rubio, su vozarrón y a sus innumerables primos, ¡gracias, chicos!

Y nuestra graduación llegó. Nos trasladamos todos al Aula Magna en el Edificio Central, una sala tan majestuosa como imponente. Nos vestimos con nuestras togas negras y aguardamos a que nos permitieran entrar en el aula. Procesionamos hacia nuestros sitios tan bien memorizados y comenzamos el Acto de Graduación de la LII Promoción de ISSA – School of Management Assistants. Las palabras de nuestra madrina de promoción, Ana María Fernández, nos inspiraron a ser mejores profesionales y mejores personas, su lección magistral fue el broche de todas las lecciones que nos había impartido en los 4 años de universidad; gracias de corazón, Ana María.

Y tras un micro infarto al llegar al atril y ver que su discurso había desaparecido, por fin habló nuestra gran delegada, Sofía Lavalle. Su discurso incluía muestras de agradecimiento a todos los miembros de la junta y del claustro académico, a las que me uno. Fue acompañándonos a lo largo de los 4 cursos de universidad, que han pasado por varias paelladas; muchos juevintxos; intercambios;exámenes en diciembre, mayo (y junio); días del patrón; y miles de aventuras juntos. Igual no hemos sido la clase más unida de la historia de la universidad (organizar una cena de Navidad era toda una hazaña), pero nos queremos mucho y hemos demostrado estar siempre ahí para los demás. Y es por eso por lo que, cuando se proyectó este vídeo – que incluía sorpresas para todos los presentes -, muchos no pudimos aguantar las lágrimas.

La Directora, Victoria Rodríguez, también consiguió emocionarnos al hablarnos de nuestro futuro y sobre todo de lo que dejábamos atrás: toda esa gente que nos había acompañado hasta allí y que había hecho posible que pudiéramos recibir el diploma.

Os escribo esto 3 meses después. A la vuelta de la graduación comencé a trabajar en la empresa en la que había estado realizando prácticas, me habían visto potencial para mudarme al departamento Comercial y me ofrecieron un puesto como Internal Sales. En estos 3 meses he podido aplicar muchísimo de lo aprendido en la carrera y he podido aprender muchas más cosas. Es una locura ver cuánto hemos cambiado en tan poco tiempo y me ha encantado estar aquí para contároslo. Con mi experiencia he podido ayudaros a muchos a encontrar respuestas en su orientación profesional, Erasmus y sé que ahora Andrea sabrá hacerlo tan bien como yo o mejor. Y también sé que ahora tendré todos los recuerdos de esos maravillosos 4 años y esas maravillosas que me acompañaron aquí estarán siempre aquí. Gracias a vosotros por leerme.