El Club de Surf y el Grupo de teatro

¡Bienvenidos un día más al blog!

En muchas ocasiones os he hablado de todas las actividades y clubs que ofrece la Universidad. Todo siempre ha sido desde un punto de vista informativo y es por eso por lo que hoy me he animado a traeros los testimonios de dos alumnas de segundo: Elena Clar y Ana Zorrilla.

Esta vez no quiero enrollarme mucho más así que os dejo directamente con sus experiencias.

“Me llamo Elena Clar y soy de Mallorca. Conocí el Club de Surf a travésWhatsApp Image 2019-02-02 at 23.08.43 de unas amigas que se apuntaron en primero de carrera y yo me uní a ellas poco después. A lo largo del curso se montaron muchos planes como ir a Hossegor o a San Sebastián, yo me apunté a este último, donde, a pesar de no tener ni idea de surf, me lo pasé muy bien. Aprendí, aunque solo fuera un poco, y tuve la oportunidad de conocer a gente apasionada por este deporte.

Ahora mismo se está considerando la idea de montar un “meeting” con Aritz Aranburusurfista español profesional y campeón de Europa en 2007.”

 

“Me llamo Ana Zorrilla y soy de Pamplona. Siempre he sido una apasionada del cine, del teatro y de hablar en público. Por ello es por lo que llevo 6 años ya haciendo teatro.Screenshot 2019-02-03 at 17.35.45

Actualmente actúo en la compañía “Mutis por el foro” de la Universidad con la que ensayo todas las semanas la obra en la que estoy y que estamos preparando: Las mujeres sabias de Molière.

Para mí, el teatro es un arte que me permite expresarme tal y como soy. Es una forma, también, de desconectar de la realidad entrando en una completamente distinta. Incluso diría que me ha ayudado a saber organizarme y a compaginar mis estudios con mi pasión.

Screenshot 2019-02-03 at 17.35.35

Una de las cosas que más me gusta del teatro es el hecho de poder ponerme en la piel de una persona distinta a mí y vivir la vida a través de sus ojos. Intento tomármelo como un reto personal. Aprendo mucho de cada uno de los personajes a los que interpreto. Todos me han aportado algo.

Además, el teatro me ha ayudado a conocerme y sentirme más segura de mí misma. El sentimiento de estar encima de un escenario, en frente de un público que te escucha y  sigue cada uno de tus movimientos junto con la tensión de cómo reaccionarán es inexplicable. Y aunque pueda sonar algo raro, uno de mis favoritos.”

 

Si sois alumnos del grado y participáis en alguna actividad, voluntariado o club, ¡no dudéis en escribirme para contarme vuestra experiencia!

Al mismo tiempo os pego los links de publicaciones anteriores en las que hablo de las distintas actividades, clubs, eventos o voluntariados en los que podéis participar:

Un saludo a todos y nos vemos la semana que viene.

Luces, cámara…¡acción!

Muchas veces os habrán dicho que en la uni no sólo se estudia. Yo la primera, creo que os lo he dicho varias veces a lo largo de todos los posts. Cuando te hablan de la Universidad de Navarra siempre suelen decir que hay treinta mil actividades culturales… vale, muy bien, pero ¿sabéis cuáles son? Las hay para todos los gustos, la verdad, es una pasada, no te da tiempo de aburrirte. Todas ellas son experiencias muy enriquecedoras que, aparte de créditos o títulos, te ayudan a salir un poco de la rutina, alejarte de las cuatro paredes de la biblioteca, ayudando a los demás con lo que haces y sobre todo a ti. Podéis encontrar actividades de voluntariado, deportes, teatro, baile, pintura, fotografía… ¡Seguro que hay actividades que no sabías que se podían practicar en la uni!

Pero yo hoy os he venido a hablar específicamente del teatro. ¿Que por qué? Fácil: esta semana he tenido la suerte de asistir a dos obras increíbles que lograron que llorase de la risa, pero sobre todos, me han hecho encabezar el club de fans de muchos alumnos que fueron merecedores de cualquier Oscar que se entregue esta noche. Muy cracks, en serio, menudo talento.

La primera obra fue una conocida, pero siempre espectacular: “Los ladrones somos gente honrada”, del gran Jardiel Poncela. Trata del líder de una banda de ladrones que, antes de un gran golpe, se enamora y decide retirarse del crimen para casarse con esta joven rica. Se sumerge así en una familia en la que no hay miembro que se salve, todos esconden algún secreto. No revelo más porque si alguno quiere verla aún puede ir al Colegio Mayor Goimendi esta semana, ¡estad al loro! Mi enhorabuena a todo el equipo de  actores, dirección, vestuario y todo el que haya ayudado a conseguir que el salón de actos de Belagua (enorme, para quien no lo sepa) se llenase de testigos de tanto talento.

Obra de teatro Alicia en el País de las Maravillas

Al día siguiente, se estrenó otra obra: “Alicia en el País de las Maravillas”. Exacto, de Lewis Carroll. Otro gran equipo que me dejó con la boca abierta (literalmente). A todo aquel que me hubiese dicho antes de ese viernes que se podían lograr con tanta gracia disfraces de Sombrero Loco, Reina de Corazones y hasta de Oruga le hubiera tachado de mentiroso o iluso. Menuda pasada, en serio. Los actores vivían el personaje de tal manera que no sólo Alicia, sino todo el público, nos trasladamos al País de las Maravillas. Risas no faltaron en el Colegio Mayor Santa Clara. Me quito el sombrero ante todos ellos. Sigue leyendo