¡Pide un deseo antes de soplar las velas!

Ayer fue la celebración de los veinte años de Olabidea, algo que se lleva preparando desde hace meses y que llevó mucha ilusión. Aunque nosotras apenas llevamos un año, ha sido emotivo para todas ver cómo el colegio se llenaba hasta los topes de residentes con sus maridos e hijos: «Mira, cielo, aquí vivió mami», se iba oyendo por los pasillos. Yo casi me caigo para atrás del susto cuando entraron en mi habitación dos pedugas a ver los peluches de mi cama (pues sí, peluches ¿vale?).

A la hora de la merienda, ese momento en el que no falta nadie del colegio mayor nunca, hubo abrazos, besos y sobre todo consejos: «Nosotras nos escapábamos siempre por la ventana, pero no lo hagáis que al año siguiente no nos renovaron. No merece la pena.», «Aprovechad las noches de charlas en las habitaciones, eso ni cuando os mudéis a piso lo volveréis a encontrar.»…

Y es que es muy fuerte cuán rápido pasa el tiempo. Cuatro años se pasan volando y entonces seremos nosotras las que vengamos a celebrar los 25, 40 e incluso los 50 años de Olabidea. ¡A saber dónde estamos cada una para entonces!

Hablando de aniversariosETSAUN celebra el fin de semana que viene sus 50 años… Guau. Nos pidieron a voluntarios de ISSA formar el equipo de organización para echar un cable y en la reunión del otro día me dejaron alucinada al nombrar la cantidad de gente que va a venir: ¡700 personas! ¡Aforo completo! Incluso dijeron que venían antiguos profesores y alumnos de las primeras promociones, rozando ya la centena de edad. Y muchos de ellos probablemente se hayan pasado muchos años triunfando y trabajando fuera y será la primera vez en mucho tiempo que vuelvan a ver la Escuela, ¡será precioso estar presente! ¡Ya os contaré qué tal nos ha ido!

Edificio Escuela de Arquitectura por la noche

Siempre nos quedará Pamplonica…

 El tema de hoy no tiene gran relevancia en la vida universitaria, simplemente me lleva llamando la atención desde el primer día en el Colegio Mayor y esta Semana Santa aún lo ha hecho con más fuerza.

La cosa es que cada fin de semana que volvía a casa (al no ser muchos, creo que por eso lo he notado tanto), me daba cuenta de lo raro que hablaba todo el mundo. ¿Raro? Pues sí. Habiendo pasado dieciocho años allí, desaparezco unos meses y al volver todo el mundo me sonaba extraño. Pero lo peor no era eso, ¡era que mi acento les parecía extraño no, lo siguiente!

Pero claro, ¿qué esperaba? En el Colegio vivimos alrededor de cien personas de sitios de todo el mundo; la más normalita soy yo, que he vivido en una ciudad toda mi vida, pero es que, como aquí la gente se ha recorrido medio mundo, es normal que vayan acumulando acentos. Porque las que se traen un acento de casa pasen, pero las que mezclan el catalán con mejicano…tela tela… ¡Y claro! ¡Ahora tengo un popurrí de «agárrate y no te menees»!

Pero ¿sabéis que es ir a visitar a vuestra abuela y oírle un acento de pueblo profundo? Es algo bastante traumático, la verdad… Pero lo más gracioso fue volver a Pamplona tras Semana Santa: los andaluces habían recuperado todo su salero, los maños su voz cazurra y los galleguiños la musicalidad esa que le ponen a las frases, que parece que canten…

En serio, esto de los acentos es todo un mundo (nunca mejor dicho, jeje). Es algo que no se sabe hasta que vives con toda esta gente, de verdad. Cambiaría mi acento mil veces.

 

FORUN 2015

Y por fin, después de ver la Universidad y los coles mayores empapelados de arriba a abajo con carteles naranjas, el pasado sábado 7 de marzo fue el FORUN en las aulas de Fcom. Vale, demasiadas siglas, lo capto. FORUN significa Foro Universidad de Navarra y busca la participación de los universitarios , que colaboremos en grupos para la realización y defensa de un trabajo de investigación o un vídeo sobre el tema de esa edición anual. Esos temas, no se eligen a la ligera, sino que se selecciona el mismo tema que en el UNIV de ese mismo año para poder presentar los resultados y ponencias en Roma en Semana Santa.

Cabecera del Forun 2015

Los valores de los que se suelen tratar, tocan las diferentes carreras, buscando la creación de grupos de trabajo muy heterogéneos para aportar lo mejor de cada uno. El tema de este año fue la amistad; uno que a primera vista es muy abstracto y difícil de coger, o eso me pareció a mí cuando lo vi a primero de curso; pero la verdad es que los diferentes grupos han sabido tomarlo desde perspectivas muy interesantes como la integración cultural, la amistad entre jefes y empleados, los valores de la amistad, las distintas ramas artísticas frente a la misma amistad, la religiosidad… una pasada.

Los diferentes participantes están más que invitados a defender sus trabajos en un mes en el Congreso Universitario que se celebra con el Papa en Roma. Asiste cada año gente de todo el mundo, es una oportunidad única de conocer a muchísima gente, sus experiencias, sus carreras… y al Papa. ¿Dónde más se ha visto que te inviten a pasar la Semana Santa en primicia junto al Papa en las calles de la romántica ciudad de Roma?

Terminar dándoles la enhorabuena a los diferentes premiados en cada modalidad, ¡menudos artistas! El año que viene más y mejor, a ver con qué tema nos sorprenden esta vez.

UNMUN 2015

SEGUNDA PARTE UNMUN 

¡Buenos días a todos!

Tras un finde agotador de madrugones (y también de mucha juerga), he venido a contaros cómo fue la edición 2015 UNMUN.

El viernes al mediodía comenzó todo: cientos de personas de toda España acudieron al Central a por las acreditaciones y quedaba inaugurado ese fin de semana. Las identidades habían sido cambiadas (por lo menos por mi parte, que no llamé a nadie por su nombre), todos se llamaban España, Francia o Madagascar, nada de Marías, Alejandros ni ná. Tuvimos una ponencia a manos de don Francisco Javier Sanabria,  ponencia que nos metió de lleno en el mundo de las Naciones Unidas con su experiencia y su conocimiento.

A continuación comenzaron los debates por comités, o en el caso de la Asamblea General (el comité que me fue asignado, el mejor comité, ejem ejem ejem…) el debate para debatir sobre qué debatir (menudo trabalenguas). Salieron temas de actualidad como el fracking, la situación en Latinoamérica, la libertad de expresión… Aún con tanta formalidad, no faltaron risas. En esos tres días, surgieron lazos entre los distintos delegados que sorprenderían de ser reales, ¿quién se hubiera imaginado que las dos Coreas se harían amigas? Y es que compartimos momentos de agotamiento, pero también fuimos de «viernintxo» por Estafeta, visitamos el museo, tuvimos cocktail, ponencias, premios, salimos de copas…

Asamblea General UNMUN 15

Así que solo me queda agradecer a todos los «países» y al equipo de protocolo y organización que he conocido esta semana hacerme vivir una experiencia inolvidable y esperar que el año que viene sea igual o incluso mejor.

Y, si aún no habías oído hablar de UNMUN, no dejes que se te escape el año que viene, te arrepentirás, créeme.

Todo el equipo de UNMUN 2015 Sigue leyendo