Jornada de Puertas Abiertas, 15 de noviembre

Esta mañana ha sido la primera Jornada de Puertas Abiertas en la Facultad, ¿alguno ha ido? La verdad es que ha estado genial, además me ha traído recuerdos de algo que parecía tan lejano y está a menos de un año del día de hoy…Madre mía, eso ha sonado a viejecica…

Con Cola Cao en mano y cogiendo más de esos bizcochos riquísimos (siento la cuña publicitaria, es que la mujercita me ha caído bien), hemos interpretado el papel contrario al año pasado: éramos nosotros los que nos acercábamos como veteranos en la carrera a resolver cualquier duda.

Acto seguido, hemos entrado en el aula 09 (sí, esa maravillosa clase que tan bien conocemos por todos los exámenes de inglés que han tenido lugar ahí), allí tendría lugar la charla de Ariadna Celigüeta. Donostiarra de nacimiento, estudió ISSA, finalizando sus estudios en el 2012 y actualmente trabaja en Madrid.

Ariadna, como cabía esperar, está de acuerdo conmigo: “Mi puesto dice que soy assistant, pero no soy una secretaria de toda la vida: no estoy aquí para contestar el teléfono ni servir cafés”. Insistía constantemente en que ser estudiante de ISSA significa  no cerrarse puertas: “No os encasilláis para nada, puedes hacer lo que tú quieras”. Ariadna nos ha explicado sus razones para elegir esta carrera: Sigue leyendo

Una semana más

Ya van nueve semanas aquí. Parece mentira. Nadie puede negarnos hoy que lo hemos logrado: somos universitarios. Los primeros días, tan nerviosos y desconcertados, necesitábamos un mapa para ir de clase de Inglés a Contabilidad y ya no digo para ir a Informática, enterrada en las “mazmorras” de la universidad. Ahora nos movemos con soltura. Ya nos conocemos casi todos los nombres de la clase (los apellidos ya es otro cantar… encabezo el grupo de los que vemos más difícil escribir los apellidos en euskera que en alemán ¿Olasko…qué?) y juraría que la mitad de los del profesorado (paso a paso, esperemos saberlos algún día…). Ahora, ya vamos rellenando esas infernales horas libres que comenzaron siendo un recreo doble y una excusa para sacar adelante la industria de las patatas fritas (¿verdad que sí, Ana?). Tenemos ya mil trabajos que entregar de inglés semanalmente y de alemán y francés, ¡casi diariamente! Hemos cambiado los bolsos o bolsillos del pantalón por maxi mochilas que hacen pensar a quién nos vea que estamos de mudanza. Estamos agobiándonos lenta, pero letalmente con los exámenes de diciembre y con el de mañana de Listening, el de pasado de ortografía, el siguiente de Dictation, el de francés de dentro de una semana… Ya hemos cateado varios exámenes (obviamente para que no nos tomen por aliens con todo matrículas, hay que pasar desapercibido). Ya hemos asistido a mil seminarios y apuntado a academias porque a día de hoy ya estamos desesperados. Pero sobre todo nos CREEMOS ya parte de esto. Toca convencernos de que realmente SOMOS parte de esta universidad.