Nuevas impresiones

¡Hola otra vez! ¿Qué tal la vuelta? ¿Ya estáis asustados?

Yo la verdad es que un poquillo asustada ya estoy, no os voy a mentir… ¿Habéis visto ya el cronograma de exámenes? No os recomiendo que lo hagáis…¡os puede dar un patatús! Hay cosas que no han cambiado como los mil exámenes semanales de alemán, pero lo que más miedo nos mete en el cuerpo son las clases nuevas. Llegas a segundo y sientes que ya dominas todo porque has dejado ADE atrás, porque has liquidado todas las cuentas de Contabilidad y de repente te encuentras con tu horario y lees «Macroeconomics«, «Archivo«, «TCE«… ¡S.O.S!

Así que va a tocar ponerse las pilas y averiguar cómo salir adelante este curso, ¡atención a navegantes!, hay que llegar de una sola pieza así que no dejéis de nadar ni un solo momento. No vamos a dejar que dos semanas de clase puedan con nosotros, nos propusimos terminar ISSA y ya estamos a mitad de camino.

Esto significa que, aunque haya clases nuevas y parezca que Tutatis ha querido que se nos caiga el cielo encima, realmente ya sabemos de qué va esto y en nada volveremos a estar viendo triunfantes nuestras notas desde la playa.

¡Ánimo!

«Para grabarlo en vídeo»

¡Buenos días a todos! ¿Qué tal ha ido el verano?

Septiembre vuelve, y con él, el fresquito y las clases. ¿Alguno de vosotros lleva aquí desde agosto? Con que hayáis estado los últimos días, suficiente para comprobar lo bestial que fue el cambio: un calor que no podías pasear por la calle, en manguita corta y abanico en mano… Llega septiembre y ¡puf! tormenta, diluvio universal y frío. Alucinante. ¡Bienvenidos a Mordor!

Digo bienvenidos porque ayer empezó el curso en la UNAV, algunos caminaban asustados a su primer día de clase y otros se fundían en abrazos y gritos hacia sus compañeros. Lo primero que dijo la coordinadora de segundo de ISSA es que había sido para sacar la cámara y grabar nuestro reencuentro. Y es que aunque los exámenes y los estudios no son la forma más atractiva de hacer amigos, unen.

Y a todos los que os habéis incorporado a ISSA y aún no os conozco, que sepáis que podéis contar conmigo para lo que sea, yo estaré encantadisísima de ayudaros con todo lo que haga falta. Tenéis mi correo en mi perfil, pero me podéis pegar un grito si me veis por Amigos. ¡Eso sí! ¡Soy un desastre con los nombres, no me lo tengáis en cuenta!

Ayer fue la apertura del curso en el Central y fue épico. No cabía una aguja allí dentro: miles de stands explicando todas las actividades culturales, un concierto animando a todo el mundo, achuchones, el coro rociero dando palmas y novatillos saludando a todo el mundo seguidos de sus veteranos, una buena forma de empezar septiembre, pero como decía Green Day: «Wake me up when september ends«.